Misa en Familia y una buenísima idea


*Uno de los regalos y también de los retos más grandes que tenemos los papás católicos se presenta cada domingo y se llama Misa.


Sí, aquello por lo que los adultos esperamos con ansias locas para llenarnos el corazón con el Pan de Vida semana a semana, es usualmente para nuestros hijos el momento ideal para pedir un snack, cantar una canción en voz alta, decir: "Mami, estoy aburrid@", etc etc...


¿Lo más hermoso del mundo + lo más retador del día? ¡Noooo! (Paciencia, Jóvenes, antes de desistir hay que tener presente que un día crecerán y ellos serán los que nos llevarán a nosotros a la iglesia ;), así que a seguir dándole duro a esta tarea de la formación en la fe).


En nuestra familia, la frustración se aligeró cuando empezamos a buscar recursos para aterrizar la Misa a su edad y necesidades. Y cuando dejamos de esperar que se portaran como adultos... ;)


Con la chiquita, de año y medio, llego directito al espacio para niños inquietos (o a sentarnos en la última banca, según las instalaciones del templo).


Ahí leemos dos o tres cuentitos antes de iniciar la Celebración Eucarística, le doy un snack, agua, le cambio el pañal... me armo de paciencia y le ofrezco a Dios lo que vendrá la próxima hora.


Sé que caminaremos por todo el templo platicándole sobre cada cosita que ve, que nos pondremos las dos agua bendita como 30 veces en cada pilita por la que pasemos y que haré oración de otra manera, diferente a la que pensaba. Pero voy mentalizada y tratamos de aprovechar al máximo la experiencia. Trato de recordar que esta etapa no será para siempre ;)


Mi hijo mayor cumplirá pronto seis años. Con él ya pasamos esa etapa de los snacks y los pañales. Cuando mi esposo toca el piano en Misa, se sienta al lado de él (cuando no, estamos juntos los cuatro en el área de niños).


Tiene una backpack donde lleva libros, libreta y sus plumones y dibuja buena parte de la Misa (claro que, la mayor parte del tiempo son otras cosas que no tienen que ver con lo que está escuchando). Sé que las lecturas y oraciones son muy largas para él. Los misales no son "kid-friendly" y frecuentemente termina por aburrirse...


Diagnóstico: Necesitamos alguna herramienta para mejorar su experiencia en Misa.lo.antes.posible.


Sabías que, entre los jóvenes que dejaron de ir a la iglesia, de entre 15 y 25 años en Estados Unidos (nosotros somos mexicanos en el extranjero, sería importante también conocer los números para México, pero esto puede darnos una idea)...*


13 años, es la edad promedio a la que dejaron de creer

63% de los jóvenes que se alejaron dicen que lo hicieron a la edad de entre 10 y 17 años

23% dicen que se alejaron antes de los 10 años


*******Mamás, esto nos da buena idea de hay que presentarles el Catolicismo de forma que les llegue, que les signifique algo. Es básico. Necesitamos ser proactivas, ahorita que la plantita del amor a Dios está en crecimiento.


Bueno, pues aquí les va una sugerencia...



"To Hear His Voice"


Hace unas semanas me enteré que una de mis bloggers favoritas, Ginny Kochis de Not So Formulaic, lanzó la segunda edición de su Misal-Diario para Niños que se llama: "To Hear His Voice: The Mass Journal for Catholic Kids".


Me llamó muchísimo la atención, así que decidí revisar la versión en pdf para Septiembre-Noviembre 2018.


Sé que Ginny es maestra, mamá homeschooler, experta en educación, así que sabía que el diseño y contenidos estarían muy bien pensados.


Y así fue. Me gustó especialmente la sección de las lecturas. Vienen resumidas y con letra grande. También llamaron mi atención las preguntas al final de cada lectura para que los niños reflexionen y se lleven algo en el corazón al salir de la parroquia.


Además tiene frases de santos en sus páginas y muchísimo espacio para que los chavos dibujen algo relacionado con la Celebración del día o escriban con qué se quedaron de la Misa. ¡Ya queremos empezar a usarlo! (te compartiré en septiembre qué tal nos va).


Si eres Mamá Homeschooler, ésta es una buena herramienta también para trabajar con los niños por adelantado en lo que escucharán cada domingo en Misa o después de haber acudido.


"To Hear His Voice" está hecho para niños de 8 años en adelante, pero si tus hijos ya saben leer y escribir (en inglés), vale la pena probarlo desde antes. Está disponible como pdf o en versión print por Amazon, su publicación es tetramestral. Y... según me cuentan, pronto podría estar disponible la versión en español ;) Te paso el dato cuando esto suceda.


(He decidido empezar a hacer reviews de los productos que usamos en casa y que nos encantan o nos han funcionado para simplificar tu vida y tus decisiones de compra. El Árbol Menta no es patrocinado por ninguno de ellos).


*Estadísticas y foto del Misal "To Hear His Voice" de Notsoformulaic.com

Nelly Sosa nació en Monterrey y es esposa y mamá católica. Su reencuentro con la fe en un pueblo alejado de la gran ciudad y su gusto por escribir la trajeron a El Árbol Menta. Cree firmemente que la oración, los Sacramentos y el apostolado pueden cambiar al mundo.

Conoce a nuestro Equipo

Somos una comunidad de

Mujeres Católicas en diferentes etapas de la vida.

  • Watercolour-Instagram
  • Watercolour-Facebook
Recomendamos:
Lo Más Reciente
Búsqueda por palabras clave

© 2021 by El Árbol Menta