A Jesús por María: 5 Experiencias de Fe de Mujeres como Tú

Una de mis mejores amigas me comentó hace algunos meses que no sentía que hubiera tenido todavía un encuentro personal con María... y después de hacer la Consagración Total a Jesús por su Inmaculado Corazón me di cuenta de que... ¡yo tampoco! Fue un paso enorme en cuestión de fe.

La preparación se hace en 33 días con las oraciones y las reflexiones basadas en el método de San Luis de Montfort.

Ya anteriormente, hace un par de años, me habían invitado a hacer la consagración, pero no la concluí. Tal vez mi alma no estaba preparada para un regalo de esta magnitud... Con algunas altas y bajas, pero ahora sí hice el recorrido hasta el final.

Además de seguir el material de la consagración que otra gran amiga me compartía a diario, estuve leyendo el "Tratado de la Verdadera Devoción al Inmaculado Corazón de María", también de Montfort... ¡recomendadísmo! Fue el complemento ideal.

(De hecho buena parte de las oraciones y meditaciones de la consagración vienen de éste libro; si haces clic en la imagen de abajo vas directo a Amazon México, donde encuentras la versión en español para kindle).

El amor y la cercanía con María Santísima que ahora tengo ahora, no los había sentido antes.

El libro te encamina a crear ese vínculo con nuestra Madre. Primero que nada, ayudándote a explorar ese misterio maravilloso de quién es ella en realidad, "esa mujer vestida de sol... a quien hasta los ángeles le rinden honor" y más adelante, despertando en tí un gran fervor.

Uno de los fragmentos del libro que más me movieron, dice más o menos así:

"Sí, el Señor es nuestro Rey y nosotros sus hijos, pero como somos pecadores y esclavos de nuestras pasiones, necesitamos una intercesora... la mejor manera de acercarnos al Rey es a través de la Reina. Si le damos a ella nuestra ofrenda, la depositará en un plato de oro y la presentará, hará que el Señor la note, que no pase desapercibida"...

Quizá lo más fuerte de la Consagración fue el momento en que renuncias a los privilegios de tus oraciones y buenas acciones.

Se los das a María para que administre las gracias e interceda por quien más lo necesite, ante su Hijo Amado. Fue un momento muy emocional para mí, como un desprendimiento y a la vez como un abrazo, con el que sabes que todo estará bien...

Durante esos días también tuvimos la visita de la Virgen de Fátima Peregrina en casa y fue un gran gozo.

Nuestros pequeñitos se ponían atentos y emocionados cuando rezábamos frente a la imagen. Fueron semanas muy especiales y más porque todo esto sucedió en el Adviento.

Creo que mi fe ha entrado en una nueva etapa. Me noto mucho más motivada para rezar el Rosario que antes, siento que conozco a María y que la quiero conocer más y me siento protegida por su amor, hasta en las cosas más pequeñas que nos pasan durante el día.

Después de concluir esta experiencia espiritual tan renovadora, le pedí a 4 amigas de El Árbol Menta que nos contaran cómo les fue a ellas con su Consagración Total a Jesús por María y aquí te comparto sus comentarios:

Andrea Iga

"La consagración hace que queramos que todos conozcan ese gran amor; te despierta el alma en este sentido (Andrea nos envió algo que publicó en su Facebook sobre esto):

¡Qué gran deseo tengo de que te conozcan mis hermanos, Mamita María, de que reconozcan en ti la grandeza que escondes bajo tu humilde sonrisa. Quiero que vean más allá de las imágenes que te representan y que abran sus corazones a tu abrazo maternal. Los ojos humanos no ven que eres la Madre de Dios, pero el corazón y el alma reconocen a su amable soberana. Cuánto me gustaría a mí y cuánto te gustaría aún más a ti, Virgen María, que mis hermanos, los sabios, los conocedores, los lógicos que piensan que eres una simple mujer, acudieran a tu regazo, a tu Inmaculado Corazón que se desborda de amor por ellos, porque ellos también son tus queridos hijos y tu corazón no descansa, hasta que cada uno de ellos se sienta amado por tí.

Si tan sólo te dieran la oportunidad... ¿pero cómo? Si hoy en día es casi prohibido amarte...

Si creer en ti es considerado locura e ignorancia, ¡entonces deberíamos considerarnos LOS MÁS LOCOS, LOS MÁS IGNORANTES ENTRE TODOS NUESTROS HERMANOS y regocijarnos en ello, sabiendo que así le estaríamos siendo fiel a la verdad.

Oh Dulce Virgen María, tú eres el camino más perfecto a Nuestro Señor Jesús, ¡enséñanos a amarte para poder amarlo a Él más perfectamente!".

Daniela Díaz

"Mi relación con María durante esta consagración fue de aprendizaje, amor, admiración, unión... y perdurará por siempre. Los 33 días de la consagración coincidieron con los días en que estuve leyendo el libro de Luisa Picarreta "María en la Divina Voluntad" y cada día me sorprendía de cómo ambas reflexiones eran tan complementarias entre sí.

Me quedo con un conocimiento de mi Madre Celestial que no tenía antes y me siento tan amada, ¡tan amada! que no quiero apartarme de ella jamás. Además sentí una gran unión en mi familia, empezamos a hacer la consagración mi hijo y yo, y luego mi esposo se nos unió y la terminamos todos juntos".

Margarita Ibarra

"Mi vida cambió muchísimo, siento un lazo, siento como si la mano de la Santísima Virgen me acompañara y yo le digo: 'Llévame a Jesús, llévame a Jesús', y así lo he sentido".

Margo Iga

"Yo personalmente he experimentado un antes y después de la consagración de 33 días. La presencia de la Santísima Virgen María es latente en cada instante de la vida, en cada situación siento un lazo más fuerte con ella.

Ella dirige mis pensamientos y los encausa a Dios y poco a poco ha ido llevando a cada uno de los miembros de mi familia a ese acercamiento. Ahora hacemos oración en familia y nuestras acciones se ven más influenciadas por el Espíritu Santo. Sentí que a partir de que le abrí mi corazón (a María), ha hecho grandes cosas en mí".

*Si nuestra Madre del Cielo está llamando a tu corazón, aquí te comparto algunos recursos muy útiles para conocer más sobre la consagración y realizarla:

Mater Coeli

33 Días hacia un Glorioso Amanecer

Cómo hacer una Consagración al Inmaculado Corazón de María

*También puedes preguntar en tu Parroquia si tendrán grupo de preparación para la Consagración Total a Jesús por el Inmaculado Corazón de María próximamente.

Nelly Sosa nació en Monterrey y es esposa y mamá católica. Su reencuentro con Dios en un pueblo alejado de la gran ciudad y su gusto por escribir la trajeron a El Árbol Menta. Cree firmemente que la oración y el apostolado pueden cambiar al mundo.

Conoce a nuestro Equipo

Somos una comunidad de

Mujeres Católicas en diferentes etapas de la vida.

  • Watercolour-Instagram
  • Watercolour-Facebook
Recomendamos:
Lo Más Reciente
Búsqueda por palabras clave