Él es mi Mejor Amigo



Amistad... un concepto básico en la vida que logra resumir miles de momentos, millones de aventuras, secretos que permanecen siempre en el baúl de los recuerdos, historias que no con cualquier persona se disfrutan igual.

Hoy quiero contarte de mi Mejor Amigo. Me siento feliz de haber logrado formar esta relación con el ser más maravilloso que he conocido en mi vida. Y descubrí que me sobran razones para llamarlo Amigo, porque Él logra entenderme a la perfección, a veces demasiado.


Me conoce mejor que nadie, es como si supiera lo que pasa por mi cabeza y lo que siente mi corazón en todo momento. La distancia nunca ha importado. Puede que yo me encuentre a kilómetros de distancia o a milímetros de Él, pero siempre me acompaña.

Es lo mejor tenerlo a mi lado, porque se alegra de verdad cuando me pasa algo bueno y sobre todo, porque siempre logra impulsarme para cumplir todo lo que me propongo.


Él me quiere como soy. Me he equivocado un millón de veces y siempre espera, amoroso, a que regrese a su lado para volver a caminar juntos, por el mismo sitio.

Es tanta la confianza que le tengo, que es el primero que me pasa por la cabeza cuando necesito hablar con alguien. Todo parece más sencillo cuando Él está conmigo y hasta las tardes sin plan, a su lado, son un poco más divertidas. También las cenas y los paseos. Es de esa complicidad, que no tienes con nadie más.

Tenemos miles de anécdotas juntos, ha habido risas, lágrimas y también le he compartido mis secretos. Porque tiene ese algo especial, que te hace ser tú, sin máscaras, sin filtros, porque puedes decirle lo que piensas, sin más.


Y cuando recuerdo algunas cosas que hemos vivido, se me pone una sonrisa tonta en el rostro.


No quiero que esta amistad termine nunca, quiero más aventuras, quiero más de ese verdadero amor incondicional que salva, pues mi corazón sabe que estará ahí para siempre.

Tardé en comprender que Él, a quien tanto busqué, estuvo ahí desde el principio... Y hoy, no existe nada mejor que estar en su presencia.


Por alguna extraña razón, que sigo tratando de entender, jamás disfruté la vida así, cuando Él estaba lejos de mi corazón...


Pero después de tanto buscarlo, ahora está conmigo... y llegó el día en que me di cuenta de que, si Dios no está conmigo, la palabra "Amistad" no tiene ningún sentido.

<<El amigo fiel es seguro refugio, el que le encuentra, ha encontrado un tesoro>>

Eclesiástico 6, 14.

Foto: Pixabay / StockSnap

Mariana Balderrama estudia Administración, pertenece al "Grupo de Jóvenes Judá" del Santuario del Padre Maldonado y es parte de la Comunidad Misionera (COMI). Ofrecerle su tiempo a Dios es una de las cosas que más le gusta.

Conoce a nuestro Equipo

Somos un grupo de Mujeres...

Te recomendamos...
Posts Are Coming Soon
Stay tuned...
Posts recientes
Búsqueda por palabras clave
No tags yet.
Muy pronto 
  • Facebook Black Round

© 2016 by El Árbol Menta