La Enfermedad a la Luz de la Fe


A través de la razón, la enfermedad es difícil de entender. La historia de hoy nos inspira a tratar de afrontar los retos de salud iluminadas por la luz de la fe, que brilla como ninguna otra, y armadas con la confianza de sentirnos amadas por Dios.

Respecto a esto, escribió Santa María Faustina Kowalska en 1937:

"Oh voluntad de Dios omnipotente,

Tú eres mi deleite, tú eres mi gozo,

Cualquier cosa que me dé la mano de mi Señor

La aceptaré con alegría, sumisión y amor".

Éste es el testimonio de Eliana Chavero Villarreal, de 44 años de edad y originaria de Chihuahua. Recibió el diagnóstico de cáncer de mama hace dos años; le hicieron una mastectomía en septiembre del 2014 y retiraron un tumor de 4 centímetros. Sin embargo, al estar operando, los doctores hallaron 2 tumores más de .5 milímetros, que correspondían a un cáncer más agresivo. Esto ocasionó que tuvieran que tratarla con 38 quimioterapias, que hoy, después de 1 año y medio ha concluido exitosamente.

AM: ¿Cómo era tu relación con Dios antes del reto del cáncer?

E: "Me encontraba más enamorada que nunca de Él, es por eso que la enfermedad llegó en el momento exacto de mi vida. Para mi ha sido una bendición, porque sabía que tendría momentos duros, pero nunca tuve miedo a nada, nunca relacioné el cáncer con la muerte. Dios me había mostrado desde un tiempo atrás las maravillas que hacía en mi vida y sabía que esto no sería la excepción. Fueron momentos muy duros para mi y para mi familia, pero Dios siempre tuvo el control. Simplemente tomé su mano y dejé que Él me guiara.

Hoy sigo fortaleciendo mi fe, doy testimonio de lo que Dios hizo en mi vida al sanarme y me queda muy claro que... con Dios todo, sin Él nada".

AM: ¿De qué forma cambió tu manera de ver la vida a raíz de esta experiencia?

E: "Dios permitió imperfecciones en mi vida, de modo que la gente pueda ver el poder de Dios a través de mi sanación. Hoy tengo la certeza de que Él es real, de que dependo de Él y que vivo por la Fe en Él".

AM: ¿Qué le recomiendas a quienes actualmente combaten esta enfermedad?

E: "Que no tengan miedo, porque lo primero que se hace es huír de la realidad; solamente existe un Dios todopoderoso que sana, primero tu afligido corazón y despues tu cuerpo, Él se especializa en los casos difíciles. Entrégale toda tu vida para que empiece a renovar todo lo que considere necesario, dale gracias porque te esta preparando para un propósito, entrégale tu corazón para que lo sane, restaure y lo haga cada vez mejor; esto es solamente una enseñanza, lo importante es que aprendas qué es lo que Dios quiere de ti. Háblale, pídele, Él es un caballero y está esperando que lo busques. No digo que esto es fácil para nadie, es un proceso que se tiene que vivir, pero si tienes fe y confías, todo saldra excelente".

"Señor, no puedo vivir sin tu presencia, sin tu amor, sin tu fuerza, porque cuando me alejo de Ti, comienzo a sentir que la vida se hace un caos, me siento insegura, desconfiada, creyendo que voy a quedar abandonada de todo... Gracias Padre mío por amarme tanto".

Te invitamos a visitar el blog "Tengo Cáncer y Sigo Brillando" para conocer más sobre esta historia y otras más.

¡Gracias Eliana por compartir con El Árbol Menta tu testimonio! Y un agradecimiento especial a Marcela Cadena por hacernos llegar la historia de esta hermosa guerrera.

Si has enfrentado algo así, cuéntanos, ¿cómo te apoyaste en tu fe para salir adelante?

Nelly Sosa es Esposa y Mamá Católica. Su pasado como periodista y su reencuentro con Dios en el campo la trajeron a El Árbol Menta, donde disfruta compartir sus experiencias familiares, recomendar recursos de crecimiento espiritual y cómo vivir alegre todos los días.

Conoce a nuestro Equipo

Somos una comunidad de

Mujeres Católicas en diferentes etapas de la vida.

  • Watercolour-Instagram
  • Watercolour-Facebook
Recomendamos:
Lo Más Reciente
Búsqueda por palabras clave

© 2021 by El Árbol Menta