La Paciencia en el Matrimonio: Un Regalo de Dios


"Paciencia es ajustar tus tiempos a los tiempos de Dios”, Madre Angélica.

Este año mi esposo y yo cumplimos 12 años de casados. El tiempo se me ha ido volando, pero no ha sido así siempre, hemos pasado por muchas batallas de todo tipo.

El mundo no empuja a la unión, pero Dios da siempre la fuerza necesaria cuando lo pedimos de corazón.

Nací y crecí en una gran ciudad donde todo urge, donde hay que correr todo el tiempo y donde la paciencia no es el don generalizado.

Mi esposo en cambio es paciente y sabe escuchar, poco a poco he ido aprendiendo de él.

Creo firmemente que la paciencia es un músculo que se ejercita y que Dios la brinda cuando la pedimos con insistencia.

Tenemos 5 hijos y la gente me dice con frecuencia: "¡yo no tendría la paciencia!".

Bueno, la verdad yo tampoco la tenía, incluso a veces parece que aún no la tengo, lucho por ella cada día.

Cuando tuve a mi primer hijo, no tenía la paciencia que necesitaba para tener dos, ni con tres hijos tenía la paciencia para cinco, como ahora aún no tengo la que necesitaría para seis.

La vida matrimonial y familiar católica exige entrega y esfuerzo, oración y paciencia: en la entrega matrimonial, en el trato con los demás y paciencia contigo para volver y volver a intentarlo todo.

Paciencia es no decir cosas hirientes en una discusión, perdonar a tu esposo cuando te hace enojar con intención o sin ella, es respirar cuando los hijos nos retan en todos los sentidos posibles y esperar y trabajar cuando nuestro matrimonio no es aún como quisiéramos que fuera.

Si quieres crecer en paciencia pídela con fe en oración, practica todos los días, poco a poco y con constancia (en el tráfico, en el banco, en el encierro) respira, ora, canta.

Cuida el tiempo de tecnología que eso muchas veces reduce nuestra paciencia con los demás al mínimo, toma pausas, revisa tus expectativas y sobretodo confía siempre en los tiempos del Señor.

<<Alegres en la esperanza, pacientes en la tribulación, constantes en la oración>> Rom.12,12.

Elisa Cabello es esposa y mamá católica. Educa en casa a sus cinco pequeños, es Licenciada en Lingüística, regiomontana, apasionada de la fe y de la vida en familia.

Conoce a nuestro Equipo

Somos una comunidad de

Mujeres Católicas en diferentes etapas de la vida.

  • Watercolour-Instagram
  • Watercolour-Facebook
Recomendamos:
Lo Más Reciente
Búsqueda por palabras clave