María Andrea: Nuestro Regalo de Dios


Madre e Hijo nacen juntos... y cuando nace un Hijo con necesidades especiales, nace también una Madre con necesidades especiales. Ellos nacen siendo maestros y uno es su alumno toda la vida...

El año pasado, la sospecha de nuevamente estar embarazada me llenaba de asombro, como cuando se presenta una lluvia ligera en un día soleado, sin avisar, dejando tras de sí un reflejo de siete colores.

Así comenzaba la vida de María Andrea quien llegaría en tiempo, circunstancias y condiciones imprevistas: azotando la puerta y tomándonos a todos por sorpresa.

Nuestra pequeñita de frágil aspecto nació a las 34 semanas, pesando 1,380 kg y midiendo 40 cm. Se anunció a la vida en un quirófano, gritando a todo pulmón que venía, no sólo a cambiar nuestra vida, sino a enseñarnos a luchar y a mostrarnos que en cada respiro existe una vida valiosa, creada por Dios.

Las circunstancias en las que llegó fueron un milagro, estoy plenamente segura de ello.

Llegaron a presentarse momentos muy difíciles, momentos en los que creía me hundiría, pero estos fueron los más importantes... (Quienes han atravesado por algo así saben bien lo difícil que es salir del hospital con las manos vacías, dejando dentro un pedacito de tu corazón).

En ellos descubrimos las bondades y Misericordia de un Dios vivo, un Dios real, que escucha tus oraciones; un PADRE AMOROSO que observa y que estoy segura NUNCA nos deja sólos.

Tener un bebé con necesidades especiales transforma tu vida. Un minuto se vuelve inquietud, una hora se torna en incertidumbre y un día entero es, en ocasiones, angustiante. (Creo que si no fuera por esos 15 minutos mágicos en los que te permiten estar con tu bebé sería todo insoportable).

Conforme van transcurriendo los días, lo vas aceptando. Las enfermeras (os) y los médicos se vuelven tus superhéroes favoritos. Te familiarizas con otros papás de pequeños en las mismas circunstancias: todos lloramos y rezamos por nuestros bebés.

Es doloroso ver a tu bebé conectado a máquinas, con respirador, catéter, etc. Pero es justo en esos momentos cuando aprecias la vida más que nunca y te contagias de la fortaleza que tienen estos pequeñitos que día a día se aferran a vivir...

Eres testigo de milagros palpables y sientes la presencia latente de Dios en cada uno de ellos, realmente es una sensación sublime.

Hoy puedo decir que los 37 días que María Andrea estuvo internada, ganando el peso suficiente para ir a casa, nuestra familia creció en fe.

Mis hijos incluían en sus oraciones a su hermanita desde que se enteraron que venía en camino. Mi marido nunca se abatió, siempre lo vi firme y nunca dudó de nada. Esperaba con paciencia a que nuestra pequeña subiera de peso y la veía en ocasiones hasta dos veces al día.

Mi confianza en Dios también aumentó. Creo que fue ese tiempo en el hospital el que me ayudó a vivir en forma acelerada el duelo que viven la mayoría de las personas que se enteran de la condición de su bebé.

Yo lo único que quería era tener a María Andrea con nosotros en casa, no importaba nada más que eso, quería solo abrazarla y besarla.

El día en que ella dejó el hospital fue de gran algarabía. No olvidaré jamás esa experiencia que me hizo valorar y ser agradecida con Dios, quien estuvo ahí con nosotros presente de muchas maneras...

Los por qués están de más. Nuestra Bebé es un regalo del cielo, una bendición envuelta en retos que iremos afrontando juntos.

*Esta experiencia fue publicada en el Facebook de su autora el 3 de enero y el 13 de febrero del 2019. Ahí Mónica comparte diariamente "nuestras aventuras, nuestras alegrías y todo aquello que permita conocer más de cerca la vida de estas maravillosas personas con trisomía 21 ó síndrome de Down que lo único que necesitan es aceptación, inclusión y respeto por parte de la sociedad".

Mónica Ortiz nació en Monterrey. Esposa y mamá católica, miembro activo del apostolado Makarias y voluntaria en la Catequesis del Buen Pastor. "Estoy Enamorada del Buen Pastor y sus enseñanzas: «Hablemos más de Él y menos de nosotros»".

Conoce a nuestro Equipo

Somos un grupo de Mujeres...

Te recomendamos...
Posts Are Coming Soon
Stay tuned...
Posts recientes
Búsqueda por palabras clave
No tags yet.
Muy pronto 
  • Facebook Black Round

© 2016 by El Árbol Menta