La Navidad de María


Hace unos días recibimos la primera tarjeta de Navidad de la temporada. La imagen frontal corresponde a Morgan Weistling: "Besando el Rostro de Dios" (Kissing the Face of God). Me impactó por su realismo. Es María, la madre del Señor, cargando amorosamente a su pequeño recién nacido y me hizo pensar en mil cosas...

La Navidad de María no fue "glamorosa" como las nuestras... No hubo pavo, ni cocteles o pastel de frutas para celebrar el nacimiento del Rey de Reyes, como hacemos ahora. Esa Navidad... la primera Navidad, fue como sabemos, austera y difícil.

Después de un largo camino en burrito, María llegó a Belén, seguramente, ya avanzada en la labor de parto, con frío, sueño, hambre... Al ver la imagen de Weistling, puedo claramente imaginarla envolviendo a Jesús con besos y abrazos, y a José junto a ellos, con el corazón explotando de amor, pero adolorido por no poder ofrecerles un lugar digno para el nacimiento de nuestro Señor...

Con todo lo que está pasando en Siria, la imagen de la tarjeta me hizo pensar en cómo será la Navidad de todas esas mujeres que han sido exiliadas de Alepo y que, como María, peregrinan o bien, viven en un campo de refugiados con sus familias, en condiciones precarias. Y luego... Así nada más, haciendo una búsqueda rápida en Google, me encontré con una foto de Newsweek de una mamá siria dando un beso a su pequeña hija en brazos... Mi corazón se rompió... Comparé las dos imágenes y entonces te reconocí: ¡Ahí estabas, pasando dificultades junto a tu hijo amado, mi dulce María!

Sí, la Navidad de hace más de 2 mil años está sucediendo otra vez... Se está repitiendo ante nuestros ojos el peregrinar de María y José hacia Belén. Están pasando grandes dificultades, están tocando puertas y nadie les abre. Están pasando hambre y frío y el gobierno de Siria, capaz de poner fin a la guerra y negociar una solución con los rebeldes, no lo ha logrado.

¿Qué podemos hacer? (Entre más información nos llega, más frustrante resulta estar del otro lado del mundo, observando, pero sin saber cómo ayudar o a través de qué organización...)

Ayer leí un post de Lacy Stroessner, quien inició una campaña pro-refugiados en Facebook a través de la organización Carry the Future* y me movió a actuar:

"Mientras estaba tratando de escoger tarjetas de Navidad para mis amigos y familiares, me di cuenta de que mi dinero sería mucho más útil para los refugiados. Así que donaré los $120 dólares que habría gastado en tarjetas a Carry the Future.

"Sé que los presupuestos están limitados esta época del año. Queremos proveer de una linda Navidad a nuestras familias. Queremos decorar nuestra casa. Queremos donar algo a todas las fundaciones. Pero a menos de que sacrifiquemos un poquito, la bondad del mundo no podrá alcanzarse... Quizás sean las tarjetas, o las luces de Navidad, o el costo de nuevas decoraciones para el pino. Tal vez en lugar de dar 7 regalos a un niño, puedas darle 5, o privarte del chocolatito caliente de Starbucks y hacer chocolate en casa..."

Hay algo que podemos hacer. Sí, podemos vivir la Navidad con Jesús, María y José como centro. Nuestras oraciones, nuestros donativos económicos y ofrecer sacrificios y buenas acciones en esta temporada son necesarias, para Siria, para nuestra ciudad y para el mundo entero.

La Navidad de María, de los refugiados esa es nuestra verdadera Navidad; cada niño con hambre o frío es nuestro hijo, nuestro hermanito menor, nuestro sobrino en dificultades. Nuestra familia ya hizo un donativo a través de Carry The Future :) Te invito a compartir la alegría de colaborar para hacer más llevadera la situación de nuestros hermanos refugiados. No te preocupes, ¡Dios provee! Sólo necesita que le digas que sí. Si Él hizo nuestros corazones tan perfectos, es tiempo de utilizarlos para lo que fueron creados, ¿no lo crees?

*Carry the Future es una organización que nació en Septiembre del 2015 gracias a Cristal Logothetis, una mamá de California preocupada por generar un cambio en la situación de las familias de refugiados. Hoy tiene miles de voluntarios alrededor del mundo con la meta común de traer esperanza y cambio entregando persona a persona ayuda a familias de refugiados con necesidades.

Checa este video sobre los inicios de Carry the Future o haz un donativo aquí

Nelly Sosa es Esposa y Mamá Católica. Su experiencia en el periodismo, en el ministerio de la música y su reencuentro con Dios en el campo la trajeron a El Árbol Menta, donde comparte experiencias familiares y recursos de crecimiento espiritual para vivir alegre todos los días.

Conoce a nuestro Equipo

Somos un grupo de Mujeres...

Te recomendamos...
Posts Are Coming Soon
Stay tuned...
Posts recientes
Búsqueda por palabras clave
No tags yet.
Muy pronto 
  • Facebook Black Round

© 2016 by El Árbol Menta