Cuando María Sale al Encuentro


"No hay camino más corto y seguro para llegar a Jesús que a través de María", esa es la frase con la que podría describir mi relación con la Madre de nuestro Señor. Hoy quiero compartirte cómo ha sido mi historia con ella...

Nací un 27 de noviembre, día de la Medalla Milagrosa, así que desde el primer instante de mi vida ya estaba vinculada de alguna forma con la Hermosa Señora. Por las noches cuando tenía miedo, a las sombras, a la oscuridad, a los truenos, imaginaba que al pie de la cama la Virgencita vigilaba mi sueño y el miedo salía por la ventana. María, silenciosa, salía al encuentro...

Conforme iba creciendo, me enseñaron que para las cosas divinas no había atajos, todo era directo con Dios... "Si Él es todopoderoso, ¿para qué andar por las ramas?". Y una vez con ese pensamiento en la mente, algo se rompió en mi confianza con María.

El tiempo pasaba. Hice mis estudios en un colegio católico y cierto día me pidieron hacer un trabajo sobre una advocación de María. Como a unos pasos del colegio estaba la Parroquia de Nuestra Señora de Fátima, decidí conocerla un poco. Me llamó tanto la atención su acercamiento con los niños pastores que así retomé mi relación con la Madre.

Claro, al inicio era una relación que parecía más trato mercantil que nada: "Yo voy, te pido un favor y si me lo cumples te pago con unas flores, o voy a visitarte a tu casa", ¡como si la Madre ocupara de mis detalles!, como si el favor fuera para ella...

Cuando entré a la Universidad, en una de mis clases, una maestra tocó el tema de la Virgen de Guadalupe diciendo que sus apariciones eran falsas. En ese momento, joven, sin armas para defender mi fe y con respeto a la docente, me hundí en sus palabras y mi confianza en María se fracturó todavía más... (Muchos años después tomé un curso del Acontecimiento Guadalupano y ahora se que lo que esta persona nos decía eran sólo teorías sin fundamentos).

Así inició una etapa de mi vida de mucha curiosidad, en la que, buscando respuestas a mis preguntas en puertas falsas, fui brincando de una a otra corriente "en busca de la verdad". (Como dice el dicho "la curiosidad mató al gato", y ahora veo que lo mismo sucede cuando entramos en terrenos peligrosos).

Hace ocho años, mi familia y yo nos reencontramos con María Santísima a raíz de que un primo muy querido, perdió la vida en un accidente automovilístico. El dolor de su partida nos pidió buscar consuelo y refugio en la Madre. Empezamos buscando fortaleza para mi tía y primos y para nosotros, y en ese abandono a ella, llegó la paz, una paz que sólo encuentras en el corazón de una Madre.

Así, en medio de nuestras tristezas, llegó ella a derramar muchas gracias, nos llevó a tener una gran necesidad de conocer a profundidad el amor de Cristo, y tuvimos ese gran encuentro con su Hijo con los ojos abiertos y el corazón palpitante. Esta experiencia fue un parteaguas en mi vida y mi camino de regreso a María.

Después de tantas cosas, finalmente comprendí en mi corazón que Ella, medianera de todas las gracias, realmente intercede ante su Hijo por nuestras necesidades... Y es que, ¿cómo podría un hijo negarle un favor a su madre?

En cada parte de éste nuevo caminar, ella como Buena Madre me ha hecho ver que siempre debo poner la mirada en nuestro Señor y que he de buscarlos a ambos en la oración: "Cuando se ve todo oscuro, ella, peregrina de la fe, sale al encuentro, a guiarme con el amor y la dulzura que un hijo necesita para sentirse seguro".

Soy testigo de que no hay abogada más grande que María, como dice la oración: "Acuérdate, ¡Oh Piadosísima Virgen María! Que jamás se oyó decir que ninguno de cuantos han acudido a tu protección, implorado tu asistencia o reclamado tu socorro haya sido abandonado de ti"...

Cuéntanos... ¿Cómo se ha manifestado nuestra Madre en tu vida?

Jaquie Jasso vive en Monterrey, N.L., es comunicadora, mujer emprendedora católica, feliz de compartir la buena Nueva del Evangelio. Actualmente coordina el Movimiento-Taller "La Plenitud de Vivir en Castidad".

Conoce a nuestro Equipo

Somos un grupo de Mujeres...

Te recomendamos...
Posts Are Coming Soon
Stay tuned...
Posts recientes
Búsqueda por palabras clave
No tags yet.
Muy pronto 
  • Facebook Black Round

© 2016 by El Árbol Menta